Centro de Noticias de España 2000 MADRID

AGRESIÓN RACISTA EN BARCELONA O COMO DESVIAR LA ATENCIÓN SOBRE LOS PROBLEMAS DE LA INMIGRACIÓN MASIVA EN ÉPOCA PRE-ELECTORAL

Posted by Redacción#1 en octubre 31, 2007

nos-mueven-los-hilos.jpgDurante la pasada semana todos hemos podido ver en la televisión hasta la saciedad la agresión que recibió una adolescente ecuatoriana en un tren a manos de un cobarde sin escrúpulos. Pudimos ver el día después que el tipo en cuestión, además de cobarde, es un completo estúpido, prestándose gustoso, con una sonrisa boba en los labios, a hablar con los medios de comunicación que ya habían puesto en marcha la máquina de triturar.

 

Incitados por los medios, tomaron el relevo los políticos de uno y otro bando, presionando a juez y fiscal para que adoptasen unas medidas que no contempla nuestro benigno Código Penal por una agresión que, aunque cruel, no había producido ninguna lesión a pesar de lo espectacular de las imágenes.

 

Y entonces entramos en una espiral de delirio y estupidez sin límite.

 

Los primeros en entrar en escena fueron ciertos jetas que viven de los Presupuestos del Estado por medio de O.N.G.’s totalmente prescindibles y que se alimentan de incidentes como este: S.O.S. Racismo y el incombustible Esteban Ibarra del Movimiento contra la Intolerancia que, a pesar de su probada progresía, clamaban por un castigo duro y ejemplar para el agresor racista. A continuación aparecieron las asociaciones de inmigrantes, el cónsul de Ecuador e incluso pudimos leer declaraciones del presidente de tan modélico estado exigiendo justicia y el fin de los comportamientos racistas en la sociedad española. El climax lo alcanzamos, como no, con la intervención del Gobierno de España, personificado en el genial ministro Moratinos: le entregaron una tarjeta con Visado al padre de la víctima (que vivía hasta entonces en Ecuador) y le arreglaron los papeles para que visitase a su hija…

 

¿En qué sociedad estúpida vivimos? ¿Hasta qué límite puede llegar nuestra idiotez?

 

Cada día podemos enterarnos de que individuos procedentes, entre otros lugares, de Ecuador, causan problemas de convivencia por su falta de educación cívica, provocan accidentes de tráfico por conducir borrachos, agraden, roban, asaltan y violan encuadrados en bandas juveniles o en solitario, matan a sus parejas… Pero como esto es tan habitual ya no es noticia, no sale en la televisión, nadie protesta y pocos pedimos justicia. ¿Dónde están los políticos, O.N.G.’s, jueces y fiscales cuando los agredidos son españoles? Pues piden comprensión y se esfuerzan en buscar atenuantes, ¿qué dicen las asociaciones de inmigrantes, cónsul, embajador y presidente de Ecuador cuando algunos de sus compatriotas se dedican a hacer la vida imposible a los españoles? Nada, callan y miran hipócritamente para otro lado. ¿Qué son todos esos crímenes comparados con las imágenes del tren?

 

no_foto2_211462.jpgEl agresor de la joven ecuatoriana debe de estar viviendo un infierno, le acusan de racismo, abuso sexual, agresión y qué se yo cuántas cosas más, y se lo merece por cobarde y estúpido, pero la ciudadanía española no debe caer en la trampa que nos tienden los que mueven los hilos: este hecho condenable es solo una gota de agua en un mar de delincuencia y agresiones que sufrimos los españoles a manos de delincuentes de países extraños, y cuando nos toca a nosotros nadie viene a mostrarnos su apoyo.

 

Vivimos en un país alienado que no acaba de reaccionar, vivimos sumidos en la delincuencia extranjera gracias a la debilidad de nuestras leyes y de los que las hacen. Nosotros, los españoles, los que llevamos generaciones pagando impuestos y trabajando honradamente, somos las auténticas víctimas aunque los medios de comunicación, políticos y O.N.G.’s se empeñen en que nos veamos como crueles agresores racistas para que continuemos con la boca cerrada ante la invasión de nuestros barrios por gentes de culturas extrañas que nos traen muchos más perjuicios que beneficios.

 

Estando así las cosas sólo podemos cruzar los dedos para que la próxima víctima no sea alguno de nuestros seres queridos… Los que mueven los hilos ya esperarán su próxima oportunidad para desviar otra vez la atención.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: