Centro de Noticias de España 2000 MADRID

VISITA DE LOS REYES A CEUTA Y MELILLA

Posted by Redacción#1 en noviembre 6, 2007

Desde antes de su coronación, en 1975, el rey (entonces Príncipe de Asturias) no visitaba las dos ciudades españolas del norte de África.
Ningún gobierno del periodo constitucional ha creído conveniente enviar a Ceuta y/o Melilla al Jefe del Estado. Suponemos que para no molestar a nuestros sensibles vecinos musulmanes del Sur, para no recordarles nuestra presencia en esas dos históricas ciudades. Ahora, este sorprendente gobierno, lo ha hecho.

 

Sorprendente gobierno por muchos motivos, en este caso porque han centrado buena parte de su política exterior en esta legislatura (liderada por el inigualable Moratinos) en tener contento al dictadorzuelo de opereta supuestamente descendiente de Mahoma que hace y deshace en Marruecos. Estando en la oposición, nuestro ahora presidente se fotografió con su sonrisa boba bajo un mapa del Gran Marruecos (“Z” ya apuntaba maneras), donde se incluye como territorio propio a Ceuta, Melilla y Canarias; ahora dan dinero (y mucho) al monarca alahuita para que evite que sus hambrientos súbditos, y los que no lo son y vienen del sur, crucen el estrecho en pateras y para que nos dejen pescar (cada pez nos sale a precio de caviar); han cambiado la posición histórica española respecto al contencioso del Sahara Occidental dejando tirados a los saharauis; favorecen el turismo español y la instalación de empresas españolas en Marruecos y son sus intermediarios ante la Comunidad Europea para obtener de esta un trato preferencial. Quizá este sea el comienzo de su Alianza de Civilizaciones…
Además de dinero, del aumento de las importaciones innecesarias de productos agrícolas que perjudican gravemente a nuestro sector, a España este acercamiento extremo a Marruecos le ha costado que Argelia (su rival en la zona del Magreb) haya rescindido con Repsol un importantísimo contrato para la explotación y transporte de gas natural (del que dependemos en demasía).
A cambio, quizás el sultán (que hace poco llamaba a don Juan Carlos I “mi tío”) también les haya prometido controlar a parte de sus súbditos residentes en España para que no vuelen más trenes de cercanías, porque podrían provocar otro cambio de gobierno…
El caso es que, terminando esta inolvidable legislatura, Zapatero y Moratinos, olvidando lo hecho en estos tres años negros, envían a Su Majestad para que los jerifaltes marroquíes pongan el grito en el cielo (porque la población en general bastante tiene con sobrevivir) y acabar mal con todo el Magreb en general.

 

En su balanza propagandística ha pesado más el nuevo españolismo pre-electoral de este partido profundamente anti-español. Ahora podrán echar en cara a Rajoy y a los herederos de Suárez que ellos han hecho aquello a lo que nadie antes se atrevió.
Si todos los gobiernos anteriores se hubiesen preocupado más por Ceuta y Melilla (cuyas poblaciones son las únicas que presumen de españolas y que hoy día están invadidas por miles de marroquíes que tienen como máximo objetivo conseguir el pasaporte español) y los Reyes las hubiesen visitado con la misma frecuencia que Soria o Murcia, nuestros vecinos del Sur no andarían tan alborotados.
El gobierno de Marruecos ha retirado a su embajador en Madrid y suspendido todas las reuniones próximas, ha habido protestas ante la embajada en Rabat y en los puestos fronterizos de Ceuta, la prensa (dirigida, porque hablamos de un país donde no existe un mínimo de libertad) amenaza con una nueva Marcha Verde -esta vez dirigida a las dos ciudades- y promueve el boicot a los productos españoles.

 

Esperemos acontecimientos.

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: